A Mi Amigo y Hermano.ES-. by Antonio Pastor L. on Grooveshark
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 22 de noviembre de 2012

05-.EPOCA DE ALEJANDRO CAGLIOSTRO



ALEJANDRO CAGLIOSTRO.
1743-1795-. Francia
 
“Yo no soy de ninguna época ni de ningún lugar. Estoy fuera del tiempo y del espacio.
Mi Ser Espiritual vive su eterna existencia, y si me sumerjo en mi pensamiento, rehaciendo el curso de los años, si proyecto mi Espíritu hacia un mundo de vivir lejano del que vosotros percibís, llego a ser el que deseo.
Participando en el Ser Absoluto, regulo mi acción según el medio que me circunda. Mi nombre es el de mi función, y yo lo elijo como elijo mi función.
Pero soy libre. MI país es aquel donde permanecen momentáneamente mis pasos.
YO SOY EL QUE ES”.

Alejandro Cagliostro.



Cagliostro, Saint-Germain, Voltaire; tres nombres importantes del siglo XVIII francés, tres contemporáneos.
Eugenio Siragusa representa la continuación de la herencia del Conde de Cagliostro; el francés Richard de Chamfray pretende encarnar al Conde de Saint-Germain. Nos queda Voltaire.
Voltaire en su tiempo, recibió un anillo de platino trasmutado por el Conde de Cagliostro.
Este anillo poseía el Sello y era conservado en una caja tapizada de terciopelo, con la inscripción y el Sello de la Flor de lis.
El Anillo era una verdadera joya, y le había sido remitido a Don Ángel Frachetto con este simple comentario: “A cada uno lo suyo”.



- Señor Siragusa, ¿podría explicarnos quién fue el Conde de Cagliostro?

- El conde de Cagliostro fue y es todavía la Sabiduría encarnada de uno de los más grandes genios que la humanidad ha tenido: Hermes Trismegisto.
Fue el dispensador de Amor y de Bien, el Maestro insigne de los Valores Alquímicos, Espirituales, Astrales y Físicos.
El Conde de Cagliostro fue y es un Gran Maestro Atlantídeo que ascendió el ultimo peldaño de la Escuela de Poseidón, de donde sacan Sabiduría Universal  los Hijos de Dios venidos a la Tierra para ayudar a los hombres en el Conocimiento de la VERDAD UNA.
Él es el heredero de la MUTACIÓN para estar siempre disponible, para servir a la INMUTABLE LEY DEL GENIO SOLAR, del cual es un devoto e irreductible servidor y del cual recibe el Bien que dispensó y dispensa.

- ¿Algunos le identifican como Giuseppe Balsamo? ¿Qué piensa usted de esto?

- Giuseppe Balsamo no ha sido nunca el mismo Conde de Cagliostro.
Giuseppe Balsamo no fue más que la contrafigura de la cual se sirvieron hábilmente los perseguidores del Conde para desacreditarlo y para hacerle culpable de crímenes que nunca cometió, para eliminarlo, en una palabra.
Los impíos tienen terror de su Personalidad Espiritual y, como en otro tiempo, se coligan en el intento de cerrar su obra, sabiendo, sin embargo, que nada pueden hacer, siendo Cagliostro un poseedor consciente de la Gnosis.
Él sabe lo que quiere y desea poseer, y esto para un fin bien preciso, que contiene los designios del Gran Maestro, Espíritu Patronímico del Sistema Solar.
Nada más que añadir.

- ¿Qué pruebas tiene usted de que Cagliostro, Saint-Germain y Voltaire e conocieron, fueron iniciados y bebieron en las fuentes de Sabiduría del Gran Secreto?

- En mi poder obran las claves de dicho Secreto.
Yo remití el Anillo de platino trasmutado por el Conde de Cagliostro para Voltaire. Y quien pretende arrogarse el nombre de Conde de Saint-Germain es un sedicioso que ha quedado al descubierto.


- Usted afirma que fue Cagliostro, y quien dice en Francia ser el conde de Saint-Germain no le reconoció como tal. ¿Por qué?

- Mis previsiones se han cumplido.
El sedicioso Conde de Saint-Germain se ha descubierto.
Ha escarnecido la Verdad y ha comenzado a pagar por ello.
Ha creído de poder jugar fácilmente con la Luz de la Verdad, y con toda su arrolladora hipocresía y falsedad no ha hecho más que atraer sobre sí el desdén de los que luchamos contra los que se aventuran a violentar con espíritu diabólico la Obra de los Humildes y de los Puros de Corazón.
Creo que ha llegado el tiempo de llamar al Pan, Pan y al Vino, Vino, la hora de hacer palidecer a todos aquellos que han sido enredados por sus siniestras artes y de constatar los frutos que este sedicioso conde de Saint-Germain ha dado.
Yo tengo piedad y conmiseración de él, y espero que la pruebas sirvan a su conciencia para que en el futuro no cometa errores más graves de los que ha cometido.

- ¿A qué pruebas se refiere usted? ¿Qué le ha sucedido al pretendido Conde de Saint-Germain?

- Me refiero a la noticia de su intento de suicidio.
La noticia del intento de suicidio del señor Richard de Chamfray no me sorprendió.
Sabía de antemano que esto sucedería.
El señor Richard de Chamfray haría muy bien en retirar la peligrosa carta que ha puesto en juego.
Éste es un juego lleno de dolorosas sorpresas. Debe acordarse bien del señor Siragusa, no olvidando que a una causa corresponde un efecto.

- ¿Qué pasó entre usted y el pretendido Conde de Saint-Germain en su encuentro en Francia?

- Le responderé con palabras de un mensaje de Adoniesis:

“Todavía hay tiempo para poder arrepentirse, para evitar ulteriores tribulaciones que potencialmente gravitan sobre el sendero de su vida.
Equivocarse es humano; perseverar, diabólico.
Él posiblemente non lo sabe aún; después del encuentro en Paris con el señor Siragusa, hubiera debido meditar seriamente y, por tanto, intuir con quién se encontraba realmente y el porqué de este encuentro programado.
El anillo recibido como don de parte del señor Siragusa, con su particular hechura, era el sello del Amor y de la Justicia.
Era una carta de visita que el verdadero conde de Saint-Germain hubiera reconocido inmediatamente.
El señor Richard de Chamfray no podrá imaginar ni siquiera lejanamente la Luz de Amor y de Justicia de que está impregnado ese anillo. Ha empleado la palabra que mata en la referencia a nuestro hermano operante en la Tierra, y lo invitamos a estar muy atento para no usarla, porque la próxima prueba significaría irremediablemente una dura sentencia y un regreso inmediato de su personalidad espiritual, que no es la del verdadero Saint-Germain, sino la de un espíritu programado por él, si estuviese bien dispuesto.
Debería saber bien quiénes somos y por Quién obramos y no ignorar tampoco lo que significa escarnecer la Verdad que se está revelando a los hombres de esta generación”.

- Digamos que la identificación de la personalidad del conde de Saint-Germain resultó negativa, pero positiva la de Voltaire.
¿Qué prueba podría mostrarnos hoy usted sobre su pasado en relación a Voltaire?
- Usted ha visto el anillo de platino.
Le mostraré otro documento.

Es una carta de Voltaire, fechada el 6 de junio de 1761.
En ella ya se habla del Secreto que desvelaría en el siglo XX, en su segunda mitad, y que se refería a los platillos volantes...

Traducción del texto:
“6 de junio de 1761.
Le respondo, señor, a la carta del mes de abril en la cual sus terribles revelaciones hacen del viejo hombre que soy yo el confidente del más terrible de los secretos el día de su muerte.
Gracias, Germain. Vuestro largo camino en le tiempo será iluminado por mi amistad hacia vos. Incluso en el momento de vuestras revelaciones en la mitad del siglo XX.
Las imágenes hablantes no hubieran podido, faltas de tiempo, guardarme el recuerdo de ello.
Puedan conduciros a mi vuestras maravillosas máquinas volantes.
Adiós, mi amigo.

Voltaire (Gentilhombre del Rey).


- En este momento quisiera hacerle una pregunta paralela al tema que ha ocupado esta conversación.
Cagliostro, los alquimistas y otros iniciados estuvieron en poder del Gran Secreto.
Hay otro camino por el cual determinada gente pretende acceder al Secreto de la Vida y de la Muerte. Es el de la magia negra.
¿Cuál es su parecer al respecto?

- La magia negra es la manifestación del mal en su perseverancia negativa.
Nuestros hermanos extraterrestres saben que la brujería no es más que la explotación (por hombres perversos) de las fuerzas bajas, dispuestas a ser instrumentalizadas y dirigidas para conseguir una resultante maléfica.
Existen dos tipos de magia: la Blanca y la Negra.
La Blanca intenta dirigir estas fuerzas en un sentido positivo físico; la Negra, en un sentido negativo físico. Pero quién está fortificado en el Espíritu, non debe temer nada.

- ¿Qué es para usted la muerte?

- La vida va hacia la muerte, la muerte va hacia la vida.
Todo cambia, salvo la Ley que informa la Eternidad de lo Creado a través del cambio que determina la evolución de todo aquello que sirve a la inmortalidad del Espíritu Creativo.
Todo es hoy, todo será mañana.
El mañana resultará diferente, pero será siempre el todo de ayer con nuevas formas, nuevos colores, nueva linfa, nueva Conciencia, nueva Vida y nueva obra.
La muerte ha empujado a la vida hacia nuevos senderos más luminosos, para ser más conscientes de ser Savia de la Eterna Verdad de la Luz de Dios.

La Verdadera Vida emerge de la muerte. Despojándola de los hábitos materiales, se vuelve más real y existente, sabedora de ser una sola cosa con la Gran Vida del Cosmos.
La muerte es una amiga grande y generosa.
La muerte es la generadora de la Verdadera Vida.

- ¿Es posible comunicarse con los muertos? ¿Qué piensa usted del espiritismo, en ese sentido?

- Mi parecer personal es dejar en paz a los espíritus y evitar llamarlos a la sensibilidad de nuestra dimensión.
Además se ven constreñidos a sufrir cuando se juega a la “llamada” desconsideradamente. Debemos estar atentos, porque pueden acaecer situaciones muy desagradables, sobre todo cuando este tipo de pensamiento se convierte en una costumbre.

Conozco historias muy tristes de personas que se han convertido in instrumentos de espíritu diabólicos.
De hecho, es un juego muy peligroso; por tanto, os aconsejo que estéis muy en guardia y que si podéis lo evitéis.
Existen, además, médiums bastante preparados, de los cuales se sirven los espíritus desencarnados para comunicarse.
Estos médiums tienen la posibilidad de vigilar y discernir los espíritu positivos de los negativos, aunque no siempre es así.


- Hemos hablado de un pasado no demasiado remoto, un pasado donde Cagliostro, Voltaire y Saint-Germaine fueron una realidad física.
¿Cuáles son, a su parecer, las razones supremas para creer en la reencarnación como un hecho válido hoy? 

- Le contaré una historia.
Un niño fue por primera vez a la escuela.
Era muy pequeño, y su conocimiento no superaba las experiencias infantiles.
Su maestro (que era Dios) le puso en la primera clase y le dijo que aprendiese la siguiente lección:

“No debes matar, no debes hacer mal a ningún ser viviente, no debes robar”.

Él, no mataba, pero era cruel y robaba.
Al final de la jornada, cuando su barba se volvió oscura y se echó la tarde, su maestro (que era Dios) le dijo:

“Has aprendido a no matar, más las otras lecciones no las has asimilado todavía. Vuelve mañana”.

Al día siguiente volvió, y era todavía muchacho. Su maestro (que era Dios) le puso en una clase un poco más avanzada y le dio esta lección para aprender:

“No debes hacer mal a ningún ser viviente, no debes robar, no debes engañar”.

El hombre dejó de ser cruel, pero robaba y engañaba. Al final de la jornada, el maestro (que era Dios) le dijo:

“Has aprendido a no ser cruel, pero no las otras lecciones. Vuelve mañana”.

Volvió de nuevo al día siguiente, y era de nuevo muchacho.
El maestro (que era Dios) le puso en una clase un poco más avanzada, y le dio esta lección para aprender:

“No debes robar, no debes engañar, no debes desear lo que es de los demás”.

El hombre no robó, pero engañaba y deseaba los bienes de los otros.
Al final de la jornada, el maestro (que era Dios) le dijo:

“Has aprendido a no robar, pero no las demás lecciones. Vuelve, hijo mio, mañana”.


Esto es lo que he leído en el rostro de los hombres, en el Libro del Mundo, en las estrellas del firmamento.

Eugenio Siragusa.

Consultas, preguntas, comentarios dirigirse a:       antoniopastor555@gmail.com



trucos blogger